sábado, 12 de diciembre de 2015

LA HORA MÁS CRÍTICA DEL P.J.

La afirmación de este paper es “el P.J. se encuentra en su hora más crítica”. Mucho me argumentarán, con gran razón,  todo lo que ha pasado el histórico movimiento y ha sobrevivido, tanto en dictaduras como en democracias, muy cierto, pero por primera vez se enfrenta a algo distinto, la vía institucional.

Pero antes de llegar a eso observemos dos rasgos distintos de la situación, primero, en tiempos terribles de dictaduras, la existencia de un enemigo brutal genera unidad, mística, y diferentes valores que fortalecen la identidad. En la derrota electoral, renovación, agite y nuevos liderazgos.

Pero esta vía institucional es diferente a todo. Primero, luego de la crisis del 2001 y el litigio Menem Duhalde que termina con una suerte de ley de lemas abierta en el 2003 donde nadie pudo utilizar al PJ permitió que la marca FPV (con el PJ como principal columna), se haga del gobierno, a partir de allí como siempre hubo un PJ “disconforme” pero los caminos eran los conocidos.

Al llegar el ala “Frepaso” al poder total junto a “La Campora”, se genera el gran problema, en primer lugar, una “renovación” política en términos de vanguardia iluminada y política “desde arriba”, no de construcción institucional partidaria, creándose nuevos relatos volviendo a escribir la historia formando mística y “épica” peronista pero sin nombrarlo, con la clara intención, histórica por cierto de cierta ala intelectual, de borrarlo y superarlo. Este periodo el poder era el factor ordenador, el peronismo siempre respeto liderazgos pero las nuevas elecciones modificaron el “mapa de posicionamientos”, según los estudios que realizamos en Funditra.

La presencia de Randazzo (en su posición ultra) generaba un Mapa: Randazzo en el ala izquierda, Scioli en el centro, Macri en la centro derecha, generándole a Massa una imposibilidad de instalación y por ende su fracaso en nuestras mediciones (lo dimos  3ero en 2014).  Hasta ahí Scioli representaba el ideal del partido denominado “atrapa todo”. Mientras Macri no tenía opción que sostener un posicionamiento opositor para sostener identidad. Pero siempre veíamos que la clave era el centro un 10-15% de ciudadanía que no sólo definiría una contienda sino que determina que lado consolida su cosmovisión.

La salida de Randazzo (sumado a errores estratégicos) genero un Scioli “empujado” hacia la izquierda, con un caudal FPV rígido pero que no lograba el “Centro” (algo que casi sucede en 2da vuelta pero los errores estratégicos ya estaban consolidados), y un arco opositor de Macri, que en el momento que decide “sostener las políticas actúales”, logra una tendencia de centro, moviéndose de la Derecha al Centro del posicionamiento y empujando a Massa auna opción “PJ” light.

Pasado este resultado, con gran construcción de relato de ambos extremos en contienda en la 2da vuelta, se intenta generar, estratégicamente un sistema “a la chilena” es decir, un fuerte polo de centro izquierda, un polo de centro derecha, y un pequeño centro que eventualmente en alianza pendular pueda determinar, o no, la elección.

Este análisis deja de lado cuestiones de Opinión Pública sobre el liderazgo demandado por la sociedad, porque a partir de este mapa de posicionamientos se genera lo demás.

En este esquema, existen varias  “tesis” posibles, las cuales ponen en serio peligro al P.J. como tal, sobre todo ante el relato del FPV extremo, comparto aquí algunas:

-    +  Ante la absorción del FR por parte del PRO, fortaleciendo el espacio Centro Derecha, apropiándose el FPV del acto de la Plaza y el 35% rígido el centro puede quedar para un PJ residual, transformado en un partido que se adhiera al ganador o bien una suerte de DC chilena que se alía a uno u a otro

-           +  Que el PJ quede cooptado en su mayoría por el FPV, que el FR se transforme en el partido de Centro

-          +  Que “Cambiemos” capte partes del PJ, y el FPV otras y ante dos partidos de tendencia hacia el centro no exista partido de centro
  
-           +  Que ante una renovación y liderazgo el PJ retome su centralidad y sea un partido de centro determinante y sea el que lidere un frente o con la centro izquierda o con la centro derecha


Por ello ante una estrategia de una historia del Kirchnerismo como etapa superior, ante un Cambiemos que tiene conveniencia en pararse frente a este relato, y ante una sociedad que ha cambiado sus pautas de demanda hacia la figura política, el P.J enfrenta una hora crítica, ya que los liderazgos aún no se han visto como tales,  ante la mala lectura general del sistema político respecto a los votos del balotaje.


Por ello es un juego institucional libre, que hace que el P.J. este en su hora mas difícil como institución determinante en el campo práctico de la política ya que como construcción conceptual queda claro que es no sólo determinante sino tomando las palabras de E. Clavo “Universal” (todos pasan por el peronismo), pero en la vía institucional encuentra uno de sus mayores desafíos históricos.

No hay comentarios: